lunes, 26 de enero de 2009

LOCURA VS. REALIDAD

Locura: estado mental, hipnótico, de creación imaginaria.
Vs.
“Y que es la locura, sino el regreso a la realidad cruda”.



La pieza debe ser proyectada a gran escala (proporcional al lugar en que se presente), ya que una de las principales sensaciones a provocar es la imponencia.
El espacio creado debe presentar las siguientes características:
Obscuridad: Haciendo referencia a los templos o lugares sagrados donde se rinde culto a algo espiritual. Espacio de contemplación.
No existira iluminacion alguna hasta que el sensor de presencia se active y se ilumine lentamente la imagen (dependiendo de las formas que se dibujen seran las sensaciones provocadas en el espectador).

El sonido será también fundamental, ya que solo se activara al percibir ausencia, es decir, cuando el espectador se aleje del área de sensado, un sonido estridente (semejante a la caída de una estructura) envolverá el lugar.
Mientras el transeúnte este frente a la obra o esta se encuentre inactiva, el espacio estará ausente de sonido, dejando que la parte imaginativa se desarrolle solo a partir de la imagen.
La representación visual será la puerta que se abre a la ilusión, donde haya espacio para la creación de deidades y monumentos míticos, sagrados, que en la realidad tangible no tienen justificación; y el sonido quien cierre la puerta y marque el regreso a la realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada